Los alérgicos no lo tienen fácil y, sobre todo, cuando se trata de descansar, los ácaros del polvo doméstico crean una auténtica pesadilla de estornudos, picores de nariz y dificultad para respirar. Las almohadas para alérgicos antiácaros pueden ayudar a acabar con las pequeñas plagas y, por tanto, hacer que la cama sea mucho más adecuada para los alérgicos.


 

Comprar Almohadas Antiácaros: Precios

La Mejor Almohada Anti-ácaros:
Rebajas
Pikolin Home - Almohada Deluxe de Plumón y Pluma (70% Plumón) - Doble Funda de Algodón Antiácaros, Firmeza Media, para dormir de lado o cambiando de postura
Gracias al plumón, la almohada tiene una acogida envolvente y una gran transpirabilidad; Este es un producto de calidad, que transportará tu descanso al de los mejores hoteles
106,95 EUR −29% 75,75 EUR
Almohada Antiácaros Barata – Relación Calidad / Precio: Almohada Antiácaros Comprada:

Almohadas para alérgicos: las mejores almohadas contra los ácaros

Se calcula que casi 14 de millones de españoles padecen algún tipo de alergia, y la situación no parece mejor en el caso de los niños, ya que uno de cada cuatro está afectado. La alergia a los ácaros del polvo doméstico está especialmente extendida y el refugio preferido de estos animalitos es nuestra cama.

¿Sufre a menudo de secreción nasal, estornudos frecuentes, ojos inflamados o llorosos, tos irritable o dificultad para respirar? Entonces es muy probable que sea usted un alérgico. Si sus síntomas son más pronunciados por la mañana, lo más probable es que sean los ácaros del polvo de su cama los que le molesten.

Todas las recomendacionesde almohadas antiácaros están disponibles en 40×80 cm y también en 80x80cm, independientemente de la imagen utilizada. Algunas almohadas también ofrecen tamaños especiales.

¿Qué son las almohadas Antiácaros para alérgicos?

En las siguientes secciones encontrará toda la información importante sobre estas almohadas especiales antiácaros.

Aprenda todo sobre el material adecuado, cómo lavar estas almohadas y qué materiales son especialmente adecuados para los alérgicos.

El número de personas alérgicas a los ácaros del polvo va en aumento y es importante protegerse de los alérgenos (los excrementos de los ácaros del polvo) y precisamente por eso existen almohadas antiácaros para alérgicos.

Para mí, una almohada antiácaros se define por dos puntos importantes:

  • La almohada debe estar fabricada con materiales neutros para la alergia.
  • La almohada debe dificultar al máximo el asentamiento de los ácaros en ella.
  • La almohada también debe ser fácil de lavar. Al fin y al cabo, no importa. Sea como sea, los ácaros del polvo se extenderán tarde o temprano en la almohada, por lo que ésta debe ser lavable a 60º.

Tipos importantes de almohadas antiácaros para los alérgicos

Uno de ellos es una almohada con una funda lavable de algodón orgánico o microfibra. Estas almohadas deben cubrirse con una funda de almhada antiácaros, aunque no constituyan un hábitat adecuado para los ácaros.

Sin embargo, también hay almohadas antiácaros que ya tienen un revestimiento integrado. Esto significa que la funda está tejida con tanta fuerza que los ácaros del polvo no pueden penetrar en la almohada. Sin embargo, la funda antiácaros integrada no le exime de la obligación de lavar la almohada regularmente cada 2 ó 3 meses.

Por lo demás, las almohadas para alérgicos no se diferencian, por supuesto, de las almohadas convencionales. Sin embargo, lo que rara vez encontrará son rellenos naturales; las almohadas antiácaros se basan casi exclusivamente en rellenos sintéticos.

Almohada de fibra de firmeza alta con funda desenfundable antiácaros

¿Para quién se recomiendan las almohadas anti-ácaros?

Básicamente, las almohadas están pensadas y son adecuadas para personas con alergia a los ácaros del polvo diagnosticada.

Sin embargo, también son adecuadas para las personas que valoran especialmente la higiene en el dormitorio. A muchos de nosotros nos da escalofríos cuando imaginamos que hasta 10 millones de ácaros están retozando en nuestra cama.

Por cierto, mucha gente ni siquiera sabe que sufre de alergias. Por lo tanto, si usted sufre a menudo alguno de los siguientes síntomas, el desencadenante puede ser los excrementos de los ácaros en su almohada:

  • Picor y ardor en los ojos
  • Nariz congestionada y/o que gotea sin estar resfriado
  • Estornudos
  • Tos irritante
  • Dificultad para respirar

Si estos puntos se producen individualmente o incluso varias veces por la mañana después de despertarse, entonces una almohada antiácaros puede ser la solución.

¿Cuál es la diferencia con una almohada normal?

Una almohada normal proporciona a los ácaros todo lo que necesitan para vivir. El calor y la humedad que permanecen en la almohada durante mucho tiempo, así es como les gusta a los ácaros.

Cuanto más ácaros se instalen en la almohada, el edredón y el colchón, más graves serán los síntomas del alérgico.

Las almohadas antiácaros para alérgicos están hechas de materiales sintéticos y, por tanto, no proporcionan un entorno ideal para los ácaros.

Además, son lavables a 60° y después de ese ciclo de lavado todos los ácaros desaparecen de la almohada. Esto no siempre está garantizado a bajas temperaturas.

La mayoría de las almohadas antiácaros para alérgicos ya son hipoalergénicas, lo que significa que el material y el relleno han sido sometidos a pruebas de alérgenos y no provocan ningún síntoma.

Incluso hay almohadas que tienen un revestimiento integrado, es decir, una cubierta contra los ácaros directamente en la funda. Con este tipo de almohadas, está garantizado que los ácaros no tendrán ninguna oportunidad.

Ventajas y desventajas de una almohada antiácaros

Probablemente la ventaja más importante es que los alérgicos pueden utilizar las almohadas sin sufrir los síntomas de la alergia o pueden dormir sin problemas.

Además, las almohadas antiácaros son almohadas muy higiénicas que ofrecen exactamente el mismo confort que, por ejemplo, las almohadas de plumas, pero son mucho más fáciles de cuidar.

Se secan más rápido, son respetuosos con la piel, están mucho mejor ventilados y, por lo tanto, proporcionan un clima agradable y fresco para dormir y no tienes problemas si tienes un alérgico que se queda a dormir.

Por supuesto, hay uno o dos inconvenientes que no quiero ocultar: Las almohadas antiácaros para alérgicos con funda integrada o con una funda adicional para ácaros suelen crujir las primeras noches y no son especialmente cómodas para tumbarse, pero esto desaparecerá con el tiempo o tras el primer lavado.

Para ayudar realmente a combatir los síntomas de la alergia, las almohadas deben lavarse aproximadamente cada tres meses. Con una funda antiácaros separada, es un poco más fácil, sólo hay que lavar la funda cada tres meses.

¿Qué debo tener en cuenta al comprar una almohada antiácaros?

Ya he mencionado muchos de los puntos relevantes, así que aquí sólo hay un breve resumen de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar una almohada antiácaros.

  • El relleno

Los rellenos sintéticos son la opción más fácil y segura. La mejor opción para los alérgicos es una combinación de bolitas huecas, bolas de poliéster o fibras sueltas en una funda de microfibra.

Siempre que la funda y la almohada sean lavables a 60º, también es adecuada una funda de algodón orgánico.

Un relleno natural que resulta especialmente interesante para los alérgicos es la ceiba. El material llamado plumón es la fibra hueca y vellosa de las semillas de la ceiba y contiene una sustancia amarga que mantiene a raya a los ácaros.

Otro material muy interesante es el Lyocell o Tencel. Es un tipo de lana vegetal de oveja que se obtiene del eucalipto. Cabe destacar el efecto regulador del clima, la gran capacidad de absorción y, por supuesto, que una almohada de Tencel es lavable a 60°.

  • Fácil de limpiar

Las almohadas para alérgicos deben lavarse regularmente en la lavadora. Lo ideal es que sean lavables hasta 60º, pero también hay almohadas que se pueden lavar hasta 90º.

Temperaturas tan bajas como 60° son suficientes para sacar los ácaros y sus excrementos de las almohadas, pero si quiere estar seguro, opte por una almohada que permita 90°.

  • Libre de sustancias nocivas

Las almohadas baratas, en particular, no suelen ser hipoalergénicas, sino que están contaminadas por sustancias nocivas en los materiales.

El problema es que las sensibles mucosas de los alérgicos también pueden irritarse con estas sustancias.

En este caso, es definitivamente recomendable buscar sellos de prueba como el Ökotex 100 o también premios como los sellos Ökotest u otros certificados.

  • Funda de algodón orgánico o de encaje

El algodón orgánico es estupendo para los alérgicos y puede cuidarse como tal, pero tiene una pequeña desventaja.

El algodón no es lo suficientemente denso y tarde o temprano los ácaros penetrarán en la almohada a través de la funda. A continuación, la almohada debe estar provista de una funda antiácaros adecuada.

Esto puede sonar como una desventaja al principio, pero en lugar de lavar toda la almohada cada tres meses, puedes simplemente lavar la funda de los ácaros.

Las almohadas antiácaros con fundas integradas son la contrapartida, por así decirlo, porque aquí los ácaros no entran en la almohada gracias a la funda de microfibra de malla fina.

Ya he mencionado la desventaja: la almohada tiene que ser lavada completamente cada tres meses.

Diferentes modelos según su preferencia de posición al dormir

En cuanto a la forma y el tamaño, las almohadas para alérgicos no difieren de las normales. La forma de la almohada que elijas depende principalmente de tus preferencias y de tu posición para dormir.

DORMIDORES LATERALES. Las almohadas pequeñas, es decir, las de formato 40×80 cm, son adecuadas para los que duermen de lado. Estas almohadas sostienen la cabeza y el cuello y evitan que todo el cuerpo se deslice sobre la almohada por la noche y quede completamente encorvado.

DORMIDORES DE ESPALDA. Para todos aquellos que duermen boca arriba, la almohada no debe ser demasiado alta para no estirar demasiado el cuello. Si debe ser una almohada de 40×80 cm o una almohada grande de 80×80 cm no es demasiado importante para los que duermen de espaldas.

DURMIENTES DEL VIENTRE. Los durmientes prono pueden utilizar una almohada muy plana o prescindir totalmente de ella, o bien tratar de encontrar una posición diferente para dormir. La posición prona dificulta aún más la respiración, que es exactamente lo que un alérgico no quiere.

¿Qué más se puede hacer contra los ácaros en la cama?

Si se parte de la base de que hasta 10 millones de ácaros pueden colonizar una sola cama, este valor se refiere lógicamente no sólo a la almohada antiácaros, sino sobre todo al colchón y al edredón.

Existen sprays especiales contra los ácaros para tratar los colchones y las mantas, pero es mejor utilizar un revestimiento, es decir, una funda de almohada contra los ácaros. No obstante, no olvide que las fundas para ácaros del colchón y el edredón también deben lavarse a 60° cada tres meses aproximadamente.

De lo contrario, haga la vida lo más incómoda posible a los ácaros. Debes cambiar las sábanas cada semana o cada 14 días como máximo.

Ventile el dormitorio con regularidad, porque a los ácaros del polvo les gusta el calor y la humedad. En general, asegúrate de que la temperatura y la humedad del dormitorio no sean demasiado elevadas. Lo ideal es una humedad de alrededor del 50% y una temperatura de unos 19° C.

Un último consejo es dejar la cama revuelta durante la primera media hora después de levantarse por la mañana. Esto permite que la humedad se evapore mejor. Inmediatamente, doblar la cama, atrapar la humedad en la manta y el colchón.

Cojín de lectura con espuma viscoelástica triturada, ideal para trabajar

Almohada de Lectura

Seguramente ya lo conoces. Quieres leer un libro en el sofá o en la cama y ...
almohadas visco copos ergonómica transpirable

Almohadas Transpirables

Si te levantas por la mañana y tu almohada está húmeda, no será un comienzo agradable ...
Almohada Antiácaros Firmeza Media

Almohadas Antiácaros

Los alérgicos no lo tienen fácil y, sobre todo, cuando se trata de descansar, los ácaros ...
Almohada Ortopédica Cervical Memory Foam

Almohadas Memory Foam

El efecto Memory Foam es cada vez más popular en las almohadas de dormir. La espuma ...
Almohada antialergica hipoalergenica para niños

Almohadas Hipoalergénicas

Las personas que han tenido que lidiar con el malestar de las alergias se preguntan a ...
Almohada Cervical Viscoelástica de Gel

Almohadas de Gel

Dormir bien es muy importante para todos nosotros. Si la cabeza está perfectamente apoyada, el descanso ...
Almohada Bañera de Malla con Espuma de Memoria

Almohada de Baño

Una almohada de baño es imprescindible especialmente si quieres relajarte y simplemente recostarte cómodamente en la ...
Jago Almohada de Agua con Bolas de Fibra

Almohada de Agua

¿Dormimos especialmente bien o mejor con una almohada de agua y, si es así, por qué? ...
AloeVera logotipo marca

Almohadas Aloe Vera

Cualquiera que haya probado las almohadas de Aloe Vera sabe lo lujoso y cómodo que es ...